Menú

Boruto: Naruto Next Generations – Impresiones

Impresiones de Boruto Next Generations

Atención: Este artículo puede contener spoilers si no has visto el final de Naruto Shippuden y los primeros episodios de Boruto

Después de que el anime Naruto Shippuden llegase a su fin tras más de 700 episodios y 15 años de producción (si contamos con ‘Naruto’, la primera parte de la serie), la historia del ninja de pelo rubio al que hemos visto crecer semana tras semana ha puesto el broche final que todos estábamos esperando: Naruto cumpliendo su sueño de convertirse en Hokage.

Si bien es cierto que las últimas emisiones han tenido un sabor agridulce, sobre todo por el exceso de episodios de relleno, el culminante final con el paso de Naruto hacia la madurez ha puesto una gran sonrisa, y alguna que otra lágrima, en la cara de los millones de seguidores de la serie.

Y es que, el que fuese aquel joven e incasable ninja que no descansaba hasta conseguir sus objetivos -por muy difíciles que estos fuesen-, deja atrás una memorable trayectoria repleta de emociones, batallas y aprendizaje; todo ello gracias a su filosofía, temática y unos valores que podemos aplicar a nuestro día a día.

Ahora Naruto es todo aquello por lo que nos hemos ilusionado durante años: es adulto, está casado (con Hinata, lástima para los fans del Naru-Saku), es padre de dos hijos y, sobre todo, cumplió su sueño de ser Hokage.

 

La Voluntad de Fuego, de padres a hijos… de Naruto a Boruto

En una de sus entrevistas, y desde un principio, Kishimoto aseguró que en el momento que Naruto llegase a ser Hokage la serie llegaría a su fin, y así ha sido… aunque no del todo.

Ante nosotros se abre una nueva era. Ha llegado Boruto: Naruto Next Generations, la nueva serie spin-off y continuación del universo Naruto con una historia de Ukyō Kodachi (pues Masashi Kishimoto no participa) centrada en descubrir los misterios que esconde el mundo después de la Cuarta Guerra Ninja.

Como si se tratase de la Voluntad de Fuego, que va pasando de generación en generación, ahora el protagonismo recae de manera directa sobre Boruto, el hijo de Naruto, a quien ya vimos en el último capítulo del manga de Naruto y en la película Boruto: Naruto The Movie.

Desde el primer minuto de la serie, las expectativas han sido muy positivas. Con el comienzo del primer episodio se han dejado claras las bases de lo que deparará el futuro de la serie: la destrucción de Konoha y un Boruto ya crecido que lucha sin descanso contra otro ninja (del cual preferimos no desvelar nada). Todo esto aderezado con misteriosos mensajes como ‘El fin de la Era Ninja’ y ‘El asesinato de Naruto’, que son titulares -precisamente- poco desalentadores.

IMG 20170427 012329 e1493236508479 - Boruto: Naruto Next Generations - Impresiones

Tras este pequeño flashforward, la acción vuelve al presente, con un Boruto que va a ingresar en la Academia Ninja. Estos momentos son acompañados con unas escenas que sirven para ver cómo ha cambiado la aldea (más moderna, con rascacielos, trenes…) y, desde luego, sientan bien para notar el claro cambio generacional, no solo de los personajes, sino del propio mundo ninja en general.

A diferencia de como fuese su padre, Boruto no es el marginado de la villa, sino un chico popular y habilidoso que sabe dominar jutsus como la Multiplicación de Sombras (la técnica principal de su padre). Como herencia del clan de su madre posee el Byakugan en su ojo derecho, pero con un aspecto diferente. 

Así es como se introduce el que parece ser otro de los conflictos más relevantes de la trama: el chakra maligno, que forma parte de todo aquel con emociones negativas; ya que el Byakugan de Boruto se activa involuntariamente ante la presencia de este tipo de chakras, dando lugar a diversas teorías que apuntan conectar con la serie original y la película ‘Naruto: The Last’.

Para no entrar en demasiados detalles, ya que es preferible que otro tipo de información la descubráis viendo la serie, los primeros capítulos se centran sobre todo en conocer a Boruto, sus amistades y el que será su equipo ninja. Todos estos momentos estarán plagados de situaciones cómicas, cameos y mucha nostalgia, ya que en muchos de los personajes se recuerdan comportamientos característicos de sus padres.

Por otra parte, es destacable que, a diferencia de como pasaba en la generación de Naruto, Boruto y el resto de sus compañeros poseen unas habilidades mucho más avanzadas de las que tenían sus padres a la misma edad, lo que dota a la serie de importantes situaciones de acción desde momentos muy tempranos.

  Sin título e1493813293748 - Boruto: Naruto Next Generations - Impresiones

¿Qué papel tienen los ninjas de la generación pasada?

En Boruto: Naruto Next Generations, los ninjas favoritos de muchos fans forman parte del trasfondo de la trama, pero su presencia es más pobre, a excepción de Konohomaru y Shino, que tienen papeles casi protagonistas por tratarse de maestros y tutores de los estudiantes.

Es más que evidente que se espera que, poco a poco, los clásicos personajes de Naruto vayan saliendo en más ocasiones y sirvan de apoyo a la nueva generación de protagonistas, con Boruto y compañía a la cabeza.

Los personajes que sí han aparecido en los primeros episodios, como es el caso de Hinata, Naruto o Shikamaru (entre otros), muestran un profundo cambio hacia la madurez, pero respetando sus esencias y personalidades.

El cambio en Naruto es mucho más que evidente. A simple vista, puesto que su atuendo también es más sobrio, se aprecia que su carácter ha cambiado para convertirle en una persona mucho más responsable. Como aspecto negativo se presenta que sus obligaciones como Hokage, y también como responsable de la paz entre las demás villas, no le permiten prestar mucha atención a su familia, algo con lo que Boruto no estará muy de acuerdo, y por ello actuará en consecuencia.

Boruto - Kage Bunshin no Jutsu

El rumbo de Boruto: Naruto Next Generations

Para alegría de muchos, la serie parece prometer un camino bastante interesante. El tono moderno, tanto de la aldea como de la cultura ninja, nos mete en un camino diferente al de la serie antecesora. 

La mayoría de las decisiones tomadas para esta nueva era consiguen aportar frescura, ya que se está procurando partir de cero con nuevos personajes a los que tenerles en consideración sus propias motivaciones -distintas a las de sus progenitores-; como sucede con Boruto, sus pretensiones por seguir su propio camino y el objetivo de ser reconocido por sus propios méritos, y no por ser el hijo del Hokage.

Pese a esto, si bien es cierto que los primeros episodios guardan bastante similitud con los orígenes de Naruto, esto es algo que creemos debe ser percibido como un homenaje a valorar positivamente; sobre todo por el sentimiento de nostalgia que es imposible no llegar a experimentar si se ha sido seguidor de Naruto desde sus comienzos.

Por todo esto damos nuestro voto de confianza a Boruto: Naruto Next Generations y animamos a los fans a que hagan lo mismo y sean testigos, con sus propios ojos, del verdadero potencial que la serie demostrará en los próximos episodios.

Lo que también entendemos que es El ritmo de la serie es un poco lento tras los primeros capítulos, pero entendemos que es necesaria si queremos conocer a los personajes tanto su actitud como su relación.

Gonzalo Conde
Amante de los videojuegos desde que jugué a Super Mario. Sonic fue el inicio y Final Fantasy el camino a seguir.