Menú

Xbox Series X: las características técnicas de la próxima generación de Microsoft

Xbox Series X Especificaciones Técnicas - Xbox Series X: las características técnicas de la próxima generación de Microsoft

Xbox Series X será la apuesta de Microsoft para la próxima generación de consolas, cuyo lanzamiento está previsto para finales del presente año 2020.

Unos meses después de su anuncio en The Game Awards, ahora la compañía estadounidense ha profundizado en las características y capacidades técnicas de la consola, enfocándose en tres pilares: potencia, velocidad y compatibilidad.

“En comparación con la generación anterior, Xbox Series X representa un equilibrio superior de potencia y velocidad en el diseño de la consola, avanzando en todos los frentes tecnológicos para ofrecer mundos increíbles, dinámicos y vivos y minimizar cualquier aspecto que pueda sacarlo de la experiencia”, comenta Phil Spencer, Presidente de Xbox.

 

La potencia de Xbox Series X

Para ello Xbox Series X incorporará un procesador personalizado AMD Zen 2 y la nueva generación de arquitectura RDNA, sumando cuatro veces la potencia de Xbox One. Por su parte, las capacidades gráficas de su GPU alcanzarán los 12 TFLOPS, que suponen más de ocho veces la potencia de Xbox One y dos veces la de Xbox One X.

Gracias a ello se habilitarán nuevas tecnologías, como DirectX Raytracing y Variable Rate Shading (VRS), este último que ofrece tasas de fotogramas por segundo más estables y mayores resoluciones sin comprometer la calidad de imagen.

 

Velocidad: jugar más, esperar menos

“La próxima generación de consolas estará definida por más juegos y menos esperas. Y cuando comienza el juego, sabemos que muchos jugadores exigen una latencia ultrabaja para estar lo más inmersos y precisos posibles.”, añadió Spencer.

En favor de aportar mayor velocidad a la experiencia, Xbox Series X incorporará la característica Quick Resume. Esta permite continuar casi instantáneamente con múltiples juegos que estaban en un estado de suspensión, pudiendo volver al momento donde se acabó la última partida y sin pantallas de espera.

También apoyará este objetivo el nuevo mando Xbox Wireless Controller, y su Dynamic Latency Input (DLI). Esta característica optimizará la comunicación entre el mando y la consola para que los controles sean más precisos y rápidos.

 

Compatibilidad con todas las generaciones de Xbox

Finalmente, Xbox Series X será compatible con todas las Xbox hasta la fecha: la Xbox original, Xbox 360, Xbox One (también sus accesorios) y los nuevos juegos de Xbox Series X. Todos ellos se verán y jugarán mejor sin necesidad de actualizaciones de los desarrolladores. Adicionalmente, el servicio por suscripción Xbox Game Pass también estará disponible

Este objetivo se verá favorecido por Smart Delivery, una tecnología que “permite comprar un juego una vez y saber que, ya sea que lo estés jugando en Xbox One o Xbox Series X, estás obteniendo la versión correcta de ese juego en cualquier Xbox en la que estés jugando.”, explica el comunicado.

Si bien todos los juegos de Xbox Game Studios harán uso de esta característica, como será el caso de Halo Infinite, los desarrolladores tendrán el poder de decisión: “Esta tecnología está disponible para todos los desarrolladores y editores, y pueden optar por utilizarla para títulos que se lanzarán primero en Xbox One y luego en Xbox Series X.”, detalla Microsoft.

Rafa Garrido
UX, Level & Game Designer. Dirijo la revista Thousand-Sunny.org desde 2009 y desarrollo videojuegos en Mechanic Games.